TERAPIA CRÁNEO-SACRAL

SLIDER TERAPIA CRANEO SACRAL.jpg
images.jpg
osteopatia-7.jpg
head-650878_1920.jpg

La TERAPIA CRÁNEO-SACRAL tiene su origen en las investigaciones del Dr. William G. Sutherland que descubrió que el sistema nervioso central y sus estructuras asociadas están en movimiento rítmico constante y este movimiento es una característica esencial de la vida y la salud humana (tal vez la más esencial).

 

Es una técnica manual, no invasiva y muy respetuosa que sirve para detectar y corregir los desequilibrios del Sistema Cráneo-Sacral. Éste está formado por un conjunto de membranas llamadas meninges y por el líquido cefalorraquídeo. Ambos, envuelven y protegen el cerebro y la médula espinal, es decir, al Sistema Nervioso Central. El recorrido de este sistema va desde el cráneo, bajando por la médula espinal y llegando hasta el sacro-coxis. Es una técnica que equilibra el Sistema Nervioso y por tanto tiene efectos muy profundos a nivel físico, emocional y mental.

 

El terapeuta Cráneo-Sacral, a través de un tacto muy suave, que no suele superar los 5 gr. de presión, detecta y corrige los desequilibrios existentes en este Sistema Cráneo-Sacral, los cuales pueden ser causa de disfunciones sensoriales, motoras o intelectuales. Para ello conecta con el Ritmo Cráneo-Sacral, que es otro ritmo del cuerpo al igual que lo son el ritmo cardiaco y el respiratorio. Este ritmo le va a guiar a las zonas de bloqueo o inmovilidad del cuerpo que están causando un desequilibrio o un funcionamiento no adecuado del sistema y con sus propias manos liberará suavemente las restricciones de movimiento que encuentre en los huesos del cráneo, columna vertebral y sacro así como en los tejidos asociados a los mismos.

 

Con esta técnica no sólo se van a liberar los bloqueos o restricciones causados por traumas físicos sino también los causados por estados emocionales. Al liberar una tensión física, se libera también la energía, en forma de emoción, que el cuerpo está utilizando para mantener la contracción. La Terapia Cráneo-Sacral tiene en cuenta y aborda está intima relación que existe en nuestro cuerpo entre lo físico y lo emocional.

 

El terapeuta Cráneo-Sacral, está en constante comunicación con el cuerpo de la persona y a través de estados profundos de escucha, acompaña al cuerpo para que recupere su equilibrio fisiológico. El terapeuta es una mero facilitador que pone en marcha los mecanismos de auto-sanción inherentes al ser humano.

 

El trabajo se inicia en la sesión y continúa durante los días siguientes en los que el cuerpo se va ajustando a los cambios producidos durante la sesión hasta conseguir la regulación y equilibrio del sistema.

 

¿EN QUÉ PUEDE AYUDAR LA TERAPIA CRÁNEO-SACRAL?

 

Aunque la Terapia Cráneo-Sacral no centra su atención en los síntomas sino en ayudar a restablecer el estado de salud de la persona, algunas de las siguientes condiciones, entre otras, pueden responder favorablemente a la Terapia Cráneo-Sacral:

 

  • Problemas musculo-esqueléticos y de la estructura corporal: cifosis, lordosis, escoliosis, lumbago, ciática, hernias, dolor y tensión muscular, problemas de articulaciones…

  • Problemas orgánicos de tipo respiratorio y digestivo.

  • Alteraciones nerviosas: insomnio, hiperactividad, agotamiento, parálisis facial, tics, pitidos en los oídos, pinzamientos espinales y otras neuralgias.

  • Cefaleas de tipo migrañoso o tensional.

  • Alteraciones inmunológicas, alérgicas y endocrinas: asma bronquial, rinitis alérgica, sinusitis...

  • Problemas emocionales: depresión, ansiedad, estrés...

  • Recién nacidos  y bebés desde el primer día (cólicos, problemas de succión, otitis plagiocefalias, tortícolis...)

  • Embarazo y post parto.

  • Niños hiperactivos o con problemas de aprendizaje.

  • Bruxismo y disfunciones de la articulación témporo-mandibular (ATM).